Lubricantes vs cremas íntimas

Lubricantes vs cremas íntimas
Lubricantes vs cremas íntimas

El mercado actual nos ofrece muchas opciones para llevar la sexualidad a niveles de variedad y diversión cada vez más amplios. Entre todas las herramientas que ahora existen, los lubricantes y las cremas íntimas son fantásticas para hacer desde sutiles cambios hasta experiencias intensas. 

Por lo anterior, Prudence te explica las diferencias entre ambas, para que puedas escoger la mejor en cada situación.

sexo lubricantes b

Lubricantes

La lubricación es un paso importante para tener relaciones sexuales placenteras e indoloras. Muchas veces, esto no se logra naturalmente incluso existiendo caricias preliminares, lo cual, más que un problema, puede ser una oportunidad de experimentar con la variedad casi mágica de lubricantes. Los hay para retrasar la eyaculación, para jugar con la temperatura, para disfrutar con sabores y olores o simplemente neutros para facilitar el acto.

sexo lubricantes c

Independientemente del tipo que elijas, debes tener claro que su uso es ideal no sólo para compensar la falta de lubricación natural, sino también para introducir juguetes sexuales en el área vaginal o anal.

Existen lubricantes con base de silicona, de agua y de aceite. Los primeros son ideales para utilizarse en un ambiente acuoso, pero no son muy buenos para utilizarse junto con juguetes de silicona ya que podrían causar irritación. Los de aceite generan una sensación muy resbaladiza y placentera pero no se llevan demasiado bien con el condón porque pueden romper el látex, además de que suelen manchar con facilidad las prendas. Por otra parte, los más recomendables son los de base agua ya que no dañan el condón, no manchan y no son pegajosos, aunque eso sí, bajo el agua no te van a ayudar mucho.

sexo lubricantes d

Cremas

Aunque suelen parecer lo mismo que los lubricantes, es muy importante entender la diferencia y no caer en el error de sustituir uno con otro. Para empezar, las cremas son todas hechas a base de aceite y derivados de petróleo. Ya habíamos mencionado que los lubricantes hechos a base de aceite no se llevan bien con el condón, pues las cremas en general tampoco, ya que mezclarlos podría provocar que se disuelvan a nivel molecular y que el condón se rompa. Así que de entrada debes saber que, si vas a protegerte con este método anticonceptivo, las cremas no te van a echar porras.

sexo lubricantes e

En lo que sí te van a ayudar mucho es en lograr un despliegue sensual con mucho placer. Sabiendo ocupar sus bondades correctamente para cada encuentro, tendrás una bajara llena de ases.

La mayoría de las cremas contienen l-Arginina, que ayuda a incrementar y mantener el flujo sanguíneo a nivel local, ello sumado a otros efectos más específicos de cada tipo de crema, por ejemplo, las hay para retrasar la eyaculación, para incrementar o disminuir la temperatura, para inflamar las paredes vaginales y lograr más fricción durante el acto, y también las hay con pequeñas dosis de analgésico para disminuir el dolor de la penetración, en fin, hay miles de utilidades.

sexo lubricantes f

Ahora que sabes las diferencias, te será mucho más fácil escoger la opción ideal la próxima vez que desees romper la rutina y experimentar nuevas sensaciones.

Recuerda que así uses crema o lubricante, dependiendo la experiencia que desees, hacer una prueba de sensibilidad en un brazo o una pierna siempre es necesario para evitar que te lleves una mala experiencia con irritaciones o alergias a sus ingredientes.

Marianali/@escritofílica

*Con información de Prudence y DKT México.